Qué tal, che!! Mí nombre es Paula Fernández pero como ya saben, me dicen China desde hace mil. Extraño mucho que me llamen x mi nombre y es x eso que esta sección tiene ese título. Nací en el 80 y viví hasta los 27 en Luis Guillón, jugando en la vereda y andando en bici x todos lados.

Si bien amo ese estilo de vida libre, hace más de 10 que me vine a Capital, enamorándome no sólo de marido, sino tmb del cemento y la vida porteña. Cuando todo eso satura un poco, agarramos el auto y nos metemos en la ruta. Las escapadas espontáneas son mis preferidas.

Milito el autoamor, defiendo la crianza respetuosa de mi hija y la del resto de los niños. Creo fuertemente en el poder de la sonrisa y soy positivista al hartazgo. Trato de tomarme todo con humor.

Cuando me preguntan de qué trabajo, sigo sin saber bien qué responder, porque como toda geminiana de culo inquieto, pruebo muchas cosas y me gustan casi todas. Me amigo con no tener 1 etiqueta, y sí tener varias. Y si las junto, la clave de cada una de ellas, es Comunicar; a través de una foto, de una receta, de un texto, de un cambio deco en mi casa.

Estudié diseño de interiores (2 veces), profesorado de inglés y traductorado público. En ninguno de los casos, llegué al final de cada carrera. Siempre a mitad de camino me daba cuenta que no quería dedicarme a eso y era muchísimo tiempo el que me demandaba para que sea solo x hobby (porque además laburaba 9 hs en capital y seguía viviendo en zona sur).

Ahí es donde empezó mi fanatismo por hacer realmente lo que me haga feliz, sin importar mandatos o lo que diga la gente. Y creo que ese es el mayor propósito de mi cuenta @chinaconmonio #enfelicidar y enfelicidarSe .

Mi cuenta nació durante un viaje en el 2013, personal y privada. Rápidamente, al entender de qué venía esta nueva plataforma (destacar lo lindo de cada día) se robó mi corazón x completo. No hay mucho misterio atrás del @, simplemente un fanatismo x los moños tal, que Santi me empezó a decir así. Nunca imaginé que iba a crecer a tales dimensiones ese arroba tan espontáneo y terminar siendo lo que es ahora, una cuenta laboral la cual amo, respeto y celebro.

Bienvenides a este mundo Chinesco! Vuelvan siempre!